Arándanos, antioxidantes y antibacterianos

Ayudan a frenar el envejecimiento gracias a los polifenoles que contienen en la piel y a su alto contenido en vitamina C

 

Un puñado de arándanos aportan tan solo 45 kilocarorías. Además de hacer las delicias de muchos en el sabroso mundo de la repostería, este fruto de color azulado esconde en su pequeño tamaño numerosos beneficios para la salud. Gracias a los polifenoles que contiene en la piel y a su alto contenido en vitamina C, los arándanos son grandes antioxidantes que ayudan a frenar el envejecimiento celular y a prevenir enfermedades como el cáncer. Además, la variedad roja de este fruto actúa como un potente antibacteriano, siendo su consumo especialmente interesante para prevenir enfermedades del tracto urinario, como son las cistitis de repetición.

Por otra parte, el contenido en fibra de estos frutos beneficia el tránsito intestinal. Además, gracias al potasio que contienen, son grandes diuréticosayudando a eliminar toxinas del organismo y a mantener sanos los riñones. También son ricos en ácido quínico por lo que su consumo ayuda a prevenir la formación de cálculos urinarios.

También están especialmente recomendados para las personas con tendencia a sufrir anemia, ya que aportan pequeñas cantidades de hierro y vitamina C que intervienen en la formación de los glóbulos rojos de la sangre.

 

Un fármaco para la diabetes parece proteger frente al párkinson

El estudio sin embargo no puede establecer si tomar el medicamento retrasa o previene la progresión de la enfermedad

Fuente:ABC

 
FLICKR
Algunos efectos de las glitazonas pueden ser beneficiosos

La glitazonas, un tipo de fármaco utilizado para tratar la diabetes, podría también reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Según un estudio publicado en «PLoS Medicine» dirigido por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido), los pacientes con diabetes que toman esta familia de antidiabéticos (rosiglitazona o pioglitazona) tuvieron una incidencia de un 28% menor de párkinson que aquellas personas que consumieron otros tratamientos para la diabetes y que nunca habían tomado glitazonas.

Las glitazonas son una familia de fármacos que activan la proliferación del receptor PPAR que se encuentra dentro de las células en muchos órganos diferentes del organismo. La activación de PPAR desencadena la reducción de la resistencia a la insulina, algo útil para tratar a las personas con diabetes, pero el receptor tiene muchas otras funciones que no se habían estudiado a fondo en humanos.

Primer estudio

A pesar de que el potencial efecto de las glitazonas sobre la enfermedad de Parkinson ya había sido demostrado en roedores, los autores creen que este es el primer estudio que muestra la relación entre su uso y la incidencia de la enfermedad en humanos.

El trabajoha analizado a más de 160.000 pacientes con diabetes en el Reino Unido: 44.597 pacientes que se medicaban con glitazona y 120.373 que tomaban otros medicamentos antidiabéticos. Los pacientes fueron seguidos desde 1999 (cuando se introdujeron las glitazonas en el tratamiento de la diabetes) hasta 2013, para determinar cuántos de ellos fueron diagnosticados de enfermedad de Parkinson durante ese período.

Los resultados mostraron una reducción del 28% en la incidencia de la enfermedad de Parkinson entre las personas que tomaban glitazonas en comparación con los que recibieron otros tratamientos antidiabéticos. El ajuste para los factores de riesgo asociados con la enfermedad de Parkinson (tabaco o lesiones craneoencefálicas) no tuvo un impacto en los resultados.

Efectos positivos

Según los investigadores, los resultados sugieren que la reducción en el riesgo de la enfermedad de Parkinson solamente se asoció con el tratamiento con glitazonas. Para el autor principal, Ian Douglas, «a menudo escuchamos acerca de los efectos secundarios negativos asociados a los medicamentos, pero a veces también puede haber efectos beneficiosos».

En su opinión, «los resultados proporcionan una evidencia única que esperamos lleva a más investigaciones sobre posibles tratamientos farmacológicos para la enfermedad de Parkinson. Se cree que alrededor de una de cada 500 personas se ven afectadas por el Parkinson, y hasta la fecha no hay tratamientos efectivos para abordar directamente el aspecto neurodegenerativo de la enfermedad».

Posibles dianas

En este sentido, Ruth Brauer, cree que los datos sugieren que los tratamientos que activan el receptor PPAR de la misma forma que las glitazonas «podrían ser dianas prometedoras en la investigación de nuevos fármacos para el párkinson, y aunque nuestro estudio únicamente ha analizado a personas con diabetes, creemos que es probable que el efecto protector de las glitazonas también pueda ser visto en las personas sin diabetes».

Los autores señalan que su estudio sólo incluyó a pacientes con diabetes que no habían sido diagnosticados con la enfermedad de Parkinson cuando comenzaron a ser tratados con glitazonas y por lo tanto no se puede establecer si tomar el medicamento retrasa o previene la progresión de la enfermedad. También destacan que las glitazonas se han asociado con algunos efectos secundarios graves.

El consumo moderado de cerveza puede reducir el riesgo de hipertensión

Los ingredientes naturales de la bebida fermentada están asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y una mejoría en el control de la tensión arterial, según un estudio

Fuente: ABC

 

El consumo moderado de cerveza y de otras bebidas fermentadas puede reducir el riesgo de sufrir hipertensión, según concluye un estudio realizado por varios doctores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que ayer fue presentado en Almería.

El doctor José A. García-Donaire, del Servicio de Investigación Biomédica, y las doctoras María Abad y Nieves Martell, de la Unidad de Hipertensión Arterial en dicho hospital, han realizado el documento titulado 'Importancia del estilo de vida saludable en el hipertenso. Efecto del consumo moderado de cerveza'.

Con las conclusiones de dicho estudio, la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS) distribuirán un documento destinado a pacientes en las Unidades de Hipertensión de los hospitales andaluces.

Incluirán conclusiones como el hecho de que los ingredientes naturales de la cerveza están «significativamente» asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y a una mejoría «considerable» en el control de la tensión arterial, siempre que se consuma de manera moderada, indica la CICS en un comunicado.

Recomendaciones contra la hipertensión

«El mantenimiento de un estilo de vida saludable también puede ayudar a retrasar o a prevenir de forma segura y eficaz la aparición de la enfermedad», afirma García-Donaire.

Apuntan a que otra ventaja de un consumo moderado de cerveza para los hipertensos se encuentra en su baja cantidad de sodio, ya que la mayoría de los estudios científicos demuestran la relación entre el incremento de la presión arterial y el consumo de alimentos con alto contenido en sal, explica García-Donaire.

Insistirán en otras recomendaciones para pacientes hipertensos como el incremento de la actividad física y ejercicio moderado al menos durante media hora, entre cinco y siete días a la semana.

Usamos cookies

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su consentimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de OCE OURENSE que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.