El Colegio de Enfermería de Ourense se suma al CGE para pedir la rectificación del alcalde de nuestra ciudad

Con motivo de la entrega de la Medalla de Ouro de Galicia 2021 al personal de vacunación, el alcalde de Ourense, D. Gonzalo Pérez Jácome, ha menospreciado la esencial labor de las enfermeras alegando que “poner la vacuna no requiere una pericia particular, no es cirugía

Madrid-Ourense, 27 de julio de 2021| El alcalde de Ourense, D. Gonzalo Pérez Jácome, en un comentario en su cuenta de Facebook ha publicado un post cuestionando con vergonzosas afirmaciones la esencial labor del colectivo enfermero frente a la vacunación. En referencia a la entrega de la Medalla de Galicia 2021, el alcalde de ciudad dice sentirse “alucinado” por la mención especial que el presidente de la Xunta de Galicia, D. Alberto Núñez Feijóo, dedicaba a las enfermeras cuando afirmaba que “con ellos llegó la luz al final del túnel”. Tal y cómo expresa públicamente en la red social, para el alcalde las enfermeras simplemente “pinchan la aguja en el brazo de los ciudadanos” y expresa con desdén que “poner la vacuna no requiere una pericia particular, no es cirugía”. Pero no se queda ahí, el edil también cuestiona la remuneración de estos profesionales que llevan entregando su vida desde que comenzó la pandemia, “la mayoría cobran extras”, comenta. Ante estas declaraciones, desde el Consejo General de Enfermería se ha querido enviar un comunicado expresando el más profundo rechazo a estas palabras y pidiendo la inmediata rectificación por parte de D. Gonzalo Pérez Jacome. Además, se solicita una disculpa pública por parte del edil a este lamentable ataque al colectivo. 

Reproducimos a continuación las declaraciones de D. Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería de España, organización que aglutina y representa a las más de 325.000 enfermeras y enfermeros que trabajan en España:

“Enfermería es un grado universitario al mismo nivel que cualquier otro en España. Para adquirir los conocimientos necesarios para ejercer la profesión de enfermería, estas profesionales cursan cuatro años, prácticas y se forman durante toda la vida para que sus conocimientos nunca estén desactualizados. Además, muchas de ellas cuentan con formación especializada e incluso doctorados. La vacunación es uno de los grandes retos de la pandemia y gracias a la pericia y formación de las enfermeras se ha conseguido que más de la mitad de la población española (25.000.000 de personas) cuente ya con la pauta completa de vacunación. El agotamiento, las horas extras de las que habla y la presión psicológica de haberse enfrentado a un virus sin equipos de protección suficientes ni información, además de su escaso salario, no han hecho que dejen trabajar, día a día, para que podamos ver esa luz al final del túnel a la que tan acertadamente apunta el presidente de la Xunta.

Creemos que sus palabras son más que vergonzosas, son un “insulto” a un colectivo que entrega su piel por los demás. Sus palabras, señor Pérez Jácome, no sólo hacen daño a las enfermeras, repercuten en todas las familias que han perdido a alguien por consecuencia de la pandemia y centran su esperanza en aquellos profesionales que, según usted, únicamente tienen la labor social de ‘pinchar la aguja en el brazo de los ciudadanos’. Le queremos explicar que para que esa vacuna llegue a su brazo hay protocolos específicos de enfermería, horas de formación, conocimientos de farmacología y de anatomía para realizar ‘el pinchazo’ de forma correcta y garantizar la seguridad de los ciudadanos después de la vacuna. También, que la labor de nuestras profesionales, como ya le apuntábamos, no se centra únicamente en lo asistencial. Las enfermeras también estamos en equipos de investigación de primer nivel, en los colegios tenemos una labor primordial -que se ha visto aún más destacada en la pandemia con la necesidad de un protocolo COVID en cada centro escolar-, somos el primer contacto en Atención Primaria y en hospitales y, por supuesto, contamos con un papel protagonista en cualquier campaña de vacunación. No sólo en la del COVID-19.
Resulta intolerable que una persona con la responsabilidad que ostenta Pérez Jácome en su cargo se permita intentar denigrar la labor de una profesión que se ha jugado la vida en la pandemia. Según el último informe del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) más de 1.500 enfermeras han muerto por su entrega frente al COVID-19. Son profesionales absolutamente volcadas con los pacientes y es intolerable que nadie realice este tipo de comentarios de forma pública y vanagloriándose de ello.

Las enfermeras exigimos la rectificación pública de D. Gonzalo Pérez Jácome y que tenga la decencia de pedir disculpas de forma inmediata. Pedimos que estas disculpas sean publicadas en el mismo medio en el que ha redactado sus declaraciones y que reconozca la importante labor que el colectivo tiene no sólo en la ciudad de la que es alcalde, si no en todo el territorio. La ciudad de Ourense se merece que el alcalde reconozca la realidad del trabajo de las enfermeras que han luchado para salvarnos y curarnos del virus que está azotando al mundo”.

El colectivo enfermero de la provincia también ha querido expresar su desacuerdo frente a estas declaraciones, así lo han hecho desde el Colegio de Enfermería de Orense que ha recibido con asombro la reacción del edil. “Siempre se ha mostrado cercano a los intereses de las enfermeras y enfermeros de la ciudad, participativo con nuestra organización colegial e, incluso, el año pasado, durante la celebración de nuestro primer centenario, el Concello de Ourense fue una de las entidades que se prestó a colaborar para homenajear la Enfermería. Por tanto, no comprendemos esta salida de tono del alcalde de la ciudad, ni que se sume a menospreciar el trabajo de las enfermeras en las redes sociales, cuando hemos demostrado y seguimos demostrando cada día que el proceso de vacunación es un éxito gracias al esfuerzo que realizamos todos los compañeros sanitarios, tanto los que están administrando las dosis como todas las compañeras y compañeros que siguen en Atención Primaria y en los hospitales”, ha concretado Dña. Ascensión Pérez Sampayo, presidenta del Colegio de Enfermería de Ourense.

· Nota de presa del CGE completa. 


Imprimir