LA ENFERMERA QUE TE CUIDA | Teresa Silván: “El futuro de la Sanidad pasa por las consultas especializadas”

Teresa Silván es enfermera, lleva una década trabajando en las consultas del Servicio de Nefrología, pero su trabajo tiene mucho de docente.

DSC 0729 minHace años que enseña a los pacientes qué es la Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA) y cómo deben actuar para frenar su avance.

A lo largo de su experiencia ha aprendido que “la sutileza en el cuidado de los enfermos sólo la da la experiencia y para ello es necesario profundizar”. Silván está a punto de jubilarse, reconoce que le apasiona su trabajo pero que ya es hora de estar con ella misma y con los suyos. Sin embargo, tiene claro que sólo reengancharía si le garantizan que va a formar a una persona para que se quede en la consulta, algo que pondría fin al continuo ir y venir de personal.

Los pacientes que atiende en la consulta de Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA) tienen un funcionamiento renal por debajo del 30% y se encuentran en un estadio previo a hacer diálisis. Tal y como establece la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (Seden), la consulta debe estar compuesta por una enfermera que trabaje codo con codo con un nefrólogo, en este caso en concreto Silván trabaja con la doctora Pérez.

Ourense fue uno de los primeros hospitales de España en contar con una consulta de enfermería nefrológica que, en sus inicios, fue montada por el doctor Otero y la enfermera Beni, con una dedicación parcial. Y, que posteriormente pasaría a la enfermera Teresa con entrega completa.

BASES DEL CUIDADO DE LA INSUFICIENCIA RENAL

“¿Qué responsabilidad asumo yo como paciente con insuficiencia renal?” y “¿qué puedo hacer para mejorar mi calidad de vida?”, son las dos cuestiones clave que la enfermera Teresa Silván ayuda a responder a sus pacientes.

Cuando un paciente llega a la consulta de nefrología lo primero es hacerle un test para conocer en qué situación se encuentra y sus hábitos de vida, entre los que se incluyen la alimentación, las horas de sueño y de ejercicio físico.

Este primer cuestionario, le sirve a la enfermera a la hora de establecer unas pautas por las que guiarse. “Es muy frecuente que lleguen a nefrología pacientes diabéticos, con obesidad o hipertensos, por tanto eso supone una dificultad añadida”, explica Teresa Silván.

A continuación, se les informa mediante medios audiovisuales en qué consiste la insuficiencia renal. Y, posteriormente en la consulta se centran en los cinco pilares básicos del cuidado de la insuficiencia renal.

El primer paso es asistir a las consultas. “Sabemos que son un poco largas, pero es muy necesario trasladarle la importancia de que le saquen partido”, explica Silván.

La segunda máxima es tomar el tratamiento responsablemente. En este caso entran en juego muchos factores como son: “la dosis, el momento idóneo para tomarlo, las contraindicaciones de algunos medicamentos...”. “Los pacientes son los primeros interesados en saber qué medicinas le pueden hacer daño”, manifiesta la enfermera.

En tercer lugar es “importantísimo” que los pacientes se acostumbren a controlar su tensión arterial, bien sea en casa, en la farmacia o en el centro de salud. “La medida de la tensión arterial es una de las primeras alarmas para indicar el estado del riñón”, describe.

Es fundamental llevar una dieta adecuada. Teresa Silván explica que “en el caso concreto de los pacientes con insuficiencia renal es muy importante seguir una dieta que evite alimentos difíciles de procesar y que incluya aquellos que le facilitan al riñón la eliminación de sustancias de deshecho”.

Por último, es imprescindible hacer ejercicio físico a diario.

EL MOMENTO DE ENTRAR EN DIÁLISIS

Los pacientes con Enfermedad Renal Crónica Avanzada son conscientes de que se encuentran en la antesala de lo que se denomina Terapia Renal Sustitutiva, un eufemismo empleado para designar a la popularmente conocida como diálisis.

Por tanto, la segunda parte de las consultas de Nefrología se centra en explicarle al paciente qué es la diálisis y los tipos de diálisis entre los que puede escoger. “Cuando llega el momento de que el paciente pase a diálisis ya lleva su guía correspondiente, de acuerdo a la diálisis que ha escogido, y entra por la puerta grande al hospital”, declara Silván.

“El paciente en Ourense puede escoger entre cuatro tipos de diálisis: la hemodiálisis que se realiza en el hospital y la residencia, la que se lleva a cabo en su domicilio y la diálisis peritoneal manual o automática. Todas ellas son buenas, lo único que cambia es el modo de vida en función de la elección”, aclara Silván.

La diálisis que se realiza en el hospital requiere de un horario y unos turnos. Habitualmente, se lleva a cabo tres días alternos a la semana.

Esta misma hemodiálisis también se puede hacer en el propio domicilio del paciente. Por indicación de los nefrólogos, los laboratorios instalarán en la casa del paciente todo lo necesario.

El tercer y cuarto sistema es la diálisis peritoneal manual y automática, se realiza en casa y no utiliza un acceso vascular sino que usa un catéter situado al lado del ombligo. En vez de sacar la sangre para limpiarla se introduce un líquido por ese catéter y se filtra la sangre, utilazando para ello la membrana peritoneal. Es una diálisis continua, sin interrupciones, muy parecida al funcionamiento normal del riñón.

La diálisis peritoneal automática se puede realizar por la noche, mientras el paciente duerme, conectándose a una máquina del tamaño de una impresora, lo cual “le permite mejor calidad de vida”.

AHORRO DISTINTOS TIPOS DE DIÁLISIS

En lo tocante al tema económico, que tanto preocupa, existen importantes diferencias de dinero entre realizar la diálisis en el hospital o en casa. “La diálisis en el domicilio resulta más barata para el Sistema”, destaca Silván.

Sin embargo, además de los beneficios monetarios también presenta otros a nivel personal. Libertad de horarios, autonomía...

“Gracias al trabajo de las consultas externas de nefrología, los pacientes van más formados y son más conscientes de cómo debe ser su tratamiento y sus cuidados, por tanto necesitan menos ingresos”, añade.

LAS CONSULTAS ESPECIALIZADAS SON EL FUTURO

“El futuro son las enfermeras especializadas”, lo tiene muy claro Teresa Silván. Para ello lanza un mensaje a las personas que se encargan de hacer política: “Cualquier gobierno que quiera hacer un plan de Sanidad debe tener en cuenta las consultas especializadas como puntos de referencia y, a día de hoy, la gente cada vez está más formada”, concluye.


Imprimir