Es rico en licopeno, un antioxidante que protege las células del estrés oxidativo producido por los radicales libres asociados al desarrollo de la mayor parte de enfermedades cardiovasculares, del cáncer, de la inmunidad, y del envejecimiento prematuro

 
Fuente: ABC

El consumo de una dieta rica en derivados del tomate contribuye a reducir el riesgo de sufrir un infarto cerebral (ictus), además de prevenir la aparición de otras enfermedades. Así lo asegura un estudio cuyos resultados se publican en la revista «Neurology».

El tomate es, sin duda, un alimento indispensable de la dieta mediterránea y gracias a su versatilidad está presente en una amplia variedad de platos de nuestra gastronomía (gazpacho, ensaladas, mermeladas, salsas, etc.). Ahora, además, son varios los estudios que resaltan el beneficio que esta hortaliza aporta sobre nuestra salud cardiovascular.

Los investigadores de la Universidad de Finlandia Oriental realizaron un seguimiento de más de 12 años a un total de 1.031 hombres de entre 46 y 65 años, sobre los cuales se analizó la asociación existente entre las concentraciones séricas de los principales compuestos antioxidantes que contiene el tomate (licopeno alfa-caroteno, beta-caroteno, alfa-tocoferol y retinol) y el riesgo de sufrir un accidente cerebral (ictus).

Menos riesgo

Los resultados del estudio revelaron que aquellos hombres que poseían niveles más altos de licopenos en sangre presentaron un menor riesgo de sufrir un evento cardiovascular. De los 1.031 individuos estudiados, 67 (el 6%) sufrieron un accidente cerebrovascular a lo largo del seguimiento, que en la mitad de los casos (50%) fue de índole isquémico.

Después de ajustar los datos obtenidos según algunas variables (edad, año de examinación, presión arterial sistólica, tabaquismo, niveles de colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), diabetes e histórico de ictus) los expertos observaron que el grupo de hombres que poseían altas concentraciones de licopeno (258 hombres) tenía un 59% menos de riesgo de sufrir un ictus isquémico y un 55% menos de riesgo de sufrir cualquier tipo de accidente cerebrovascular, incluidos los hemorrágicos, en comparación de los individuos que se encontraban en el cuartil más bajo de licopeno en sangre (un total de 259 hombres).

Antioxidantes

Los investigadores también observaron que no hubo ninguna asociación entre la presencia de otros antioxidantes analizados, tales como el alfa-caroteno, el beta-caroteno, el alfa-tocoferol o el retinol, y el riesgo de ictus.

Estudios como el PREDIMED han puesto de manifiesto que en el sur de Europa nuestro corazón está mejor cuidado gracias a la dieta mediterránea que nos proporciona una protección extra ante este tipo de patologías. Aunque no sabemos qué componentes proporcionan esta protección, trabajos como el publicado en «Neurology» sugieren que esta propiedad podría venir del licopeno, un potente antioxidante que es diez veces más fuerte que la vitamina E.

«El licopeno es antioxidante y tiene la propiedad de ser vasodilatador, además de protegernos de la hipertensión y de la formación de coágulos», manifiesta Miren Morillas, de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). «Aun así, se desconocía exactamente el mecanismo de acción que hace que el consumo de licopeno reduzca nuestro riesgo a sufrir un evento cardiovasculvar.

Licopeno

Justamente para averiguarlo, recientemente científicos de la Universidad de Cambridge cogieron una muestra de 72 voluntarios (36 con enfermedad coronaria y 36 completamente sanos) a los que se les administró diariamente y durante dos meses una pastilla de placebo o un suplemento de 7 miligramos de licopeno, para valorar a posteriori la capacidad antioxidante de este compuesto y verificar su asociación con la función endotelial.

Los resultados del estudio, publicados en la revista «Plos One» mostraron que en pacientes sanos los resultados no son concluyentes, sin embargo, en aquellos pacientes que tienen enfermedad coronaria y ya alterada la función endotelial, se observó una mejora del 53% en la vasodilatación dependiente del endotelio, con lo que se demuestra su beneficio adicional en la prevención secundaria.

«Este trabajo demuestra cómo los licopenos son substancias vasodilatadoras que incluso protegen de la hipertensión arterial y que, además, mejoran la alteración endotelial incluso de forma añadida a la proporcionada por el tratamiento farmacológico habitual, con lo que se demuestra que los licopenos actúan casi como un alimento terapéutico, ya que son capaces de mejorar o corregir una alteración en el tejido de los vasos sanguíneos», señala. 

Imetelstat anteriormente se había probado en tumores sólidos (mama, pulmón) y no había obtenido la respuesta terapéutica adecuada, por lo que se abandonaron para estas indicaciones.

Fuente: ABC

FLICK
La mielofibrosis es un tumor de la sangre
 

Imetelstat, un fármaco que inhibe la telomerasa, acaba de demostrar su valor potencial en el tratamiento de pacientes con mielofibrosis y con trombocitopenia . Los resultados de dos estudios publicados en la revista «The New England Journal of Medicine» confirman el posible papel que pueden tener estos medicamentos, todavía en fase de desarrollo, en el tratamiento de algunos cánceres. El Imetelstat es un inhibidor de la telomerasa basado en la molécula de ARN de la telomerasa que se empezó a desarrollar tras el clonaje de esta molécula en 2005.

Actualmente, explica a ABC María Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y no hay ningún fármaco que dirigido a los telómeros que esté ya aprobado. De momento, señala la jefa del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO, «lo más avanzado son ensayos clínicos en humanos en fase 2». En este sentido, el fármaco más avanzado es el inhibidor Imetelstat que se describe en estos trabajos, que anteriormente se había probado en tumores sólidos (mama, pulmón) y no había obtenido la respuesta terapéutica adecuada, por lo que se abandonaron para estas indicaciones. Sin embargo, añade, «estos dos trabajos demuestran efectos en dos neoplasias hematológicas concretas y son prometedores para que se siga desarrollando el fármaco a las siguientes fases para estas neoplasias en concreto».

Médula ósea

La mielofibrosis es un cáncer de la médula ósea que provoca una menor producción de células sanguíneas, mientras que la trombocitemia esencial es una neoplasia mieloproliferativa que se asocia con riesgo arrugada de complicaciones trombóticas o hemorrágicas, o ambos, y puede convertirse en mielofibrosis y, en casos raros, pueden transformar la forma de leucemia aguda.

Los estudios, asegura Ayalew Tefferi, MD, hematólogo de la Clínica Mayo (EE.UU.) confirman que imtelstat posee una actividad anti-clonal selectiva y una capacidad inhibición del crecimiento de células cancerosas que no habíamos visto previamente documentada con otros fármacos.

Por lo general, la mielofibrosis se caracteriza por la cicatrización ósea, y, aunque los pacientes pueden obtener alivio sintomático con otros tratamientos, como ruxolitinib, por lo general la médula ósea no vuelve a la normalidad, explica Tefferi. Sin embargo, subraya, «algunos pacientes tratados con imetelstat han conseguido una médula ósea normal».

En el primero de los estudios, el de los pacientes con mielofibrosis, los investigadores analizaron a 33 pacientes con una edad media de 67 años. Casi la mitad de los pacientes había recibido tratamiento previo y los resultados mostraron observaron una remisión completa o parcial en siete de ellos. La mediana de duración de la respuesta completa fue 18 meses. En el otro trabajo se analizó a 18 pacientes y 16 de ellos (89%) tuvieron una respuesta hematológica completa.

Activar la telomerasa

Pero además de inhibir la actividad de los telómeros, las estructuras que protegen los cromosomas, también se pueden activar. Explica Blasco que la «activación de la telomerasa para alargar los telómeros es de gran interés para el tratamiento de varias patologías caracterizadas por telómeros muy cortos como la anemia aplásica, la fibrosis pulmonar, etc., pero también para enfermedades producidas por el envejecimiento del organismo como el infarto, las enfermedades neurodegenerativas, etc.». En este sentido, comenta, existen «terapias, como la terapia génica con telomerasa, que se han mostrado efectivas en modelos animales, pero todavía no se han iniciado ensayos clínicos. Estas terapias se están desarrollando en CNIO a través de un acuerdo con Roche y han generado varias patentes».

Ayudan a frenar el envejecimiento gracias a los polifenoles que contienen en la piel y a su alto contenido en vitamina C

 

Un puñado de arándanos aportan tan solo 45 kilocarorías. Además de hacer las delicias de muchos en el sabroso mundo de la repostería, este fruto de color azulado esconde en su pequeño tamaño numerosos beneficios para la salud. Gracias a los polifenoles que contiene en la piel y a su alto contenido en vitamina C, los arándanos son grandes antioxidantes que ayudan a frenar el envejecimiento celular y a prevenir enfermedades como el cáncer. Además, la variedad roja de este fruto actúa como un potente antibacteriano, siendo su consumo especialmente interesante para prevenir enfermedades del tracto urinario, como son las cistitis de repetición.

Por otra parte, el contenido en fibra de estos frutos beneficia el tránsito intestinal. Además, gracias al potasio que contienen, son grandes diuréticosayudando a eliminar toxinas del organismo y a mantener sanos los riñones. También son ricos en ácido quínico por lo que su consumo ayuda a prevenir la formación de cálculos urinarios.

También están especialmente recomendados para las personas con tendencia a sufrir anemia, ya que aportan pequeñas cantidades de hierro y vitamina C que intervienen en la formación de los glóbulos rojos de la sangre.

 

El estudio sin embargo no puede establecer si tomar el medicamento retrasa o previene la progresión de la enfermedad

Fuente:ABC

 
FLICKR
Algunos efectos de las glitazonas pueden ser beneficiosos

La glitazonas, un tipo de fármaco utilizado para tratar la diabetes, podría también reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Según un estudio publicado en «PLoS Medicine» dirigido por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido), los pacientes con diabetes que toman esta familia de antidiabéticos (rosiglitazona o pioglitazona) tuvieron una incidencia de un 28% menor de párkinson que aquellas personas que consumieron otros tratamientos para la diabetes y que nunca habían tomado glitazonas.

Las glitazonas son una familia de fármacos que activan la proliferación del receptor PPAR que se encuentra dentro de las células en muchos órganos diferentes del organismo. La activación de PPAR desencadena la reducción de la resistencia a la insulina, algo útil para tratar a las personas con diabetes, pero el receptor tiene muchas otras funciones que no se habían estudiado a fondo en humanos.

Primer estudio

A pesar de que el potencial efecto de las glitazonas sobre la enfermedad de Parkinson ya había sido demostrado en roedores, los autores creen que este es el primer estudio que muestra la relación entre su uso y la incidencia de la enfermedad en humanos.

El trabajoha analizado a más de 160.000 pacientes con diabetes en el Reino Unido: 44.597 pacientes que se medicaban con glitazona y 120.373 que tomaban otros medicamentos antidiabéticos. Los pacientes fueron seguidos desde 1999 (cuando se introdujeron las glitazonas en el tratamiento de la diabetes) hasta 2013, para determinar cuántos de ellos fueron diagnosticados de enfermedad de Parkinson durante ese período.

Los resultados mostraron una reducción del 28% en la incidencia de la enfermedad de Parkinson entre las personas que tomaban glitazonas en comparación con los que recibieron otros tratamientos antidiabéticos. El ajuste para los factores de riesgo asociados con la enfermedad de Parkinson (tabaco o lesiones craneoencefálicas) no tuvo un impacto en los resultados.

Efectos positivos

Según los investigadores, los resultados sugieren que la reducción en el riesgo de la enfermedad de Parkinson solamente se asoció con el tratamiento con glitazonas. Para el autor principal, Ian Douglas, «a menudo escuchamos acerca de los efectos secundarios negativos asociados a los medicamentos, pero a veces también puede haber efectos beneficiosos».

En su opinión, «los resultados proporcionan una evidencia única que esperamos lleva a más investigaciones sobre posibles tratamientos farmacológicos para la enfermedad de Parkinson. Se cree que alrededor de una de cada 500 personas se ven afectadas por el Parkinson, y hasta la fecha no hay tratamientos efectivos para abordar directamente el aspecto neurodegenerativo de la enfermedad».

Posibles dianas

En este sentido, Ruth Brauer, cree que los datos sugieren que los tratamientos que activan el receptor PPAR de la misma forma que las glitazonas «podrían ser dianas prometedoras en la investigación de nuevos fármacos para el párkinson, y aunque nuestro estudio únicamente ha analizado a personas con diabetes, creemos que es probable que el efecto protector de las glitazonas también pueda ser visto en las personas sin diabetes».

Los autores señalan que su estudio sólo incluyó a pacientes con diabetes que no habían sido diagnosticados con la enfermedad de Parkinson cuando comenzaron a ser tratados con glitazonas y por lo tanto no se puede establecer si tomar el medicamento retrasa o previene la progresión de la enfermedad. También destacan que las glitazonas se han asociado con algunos efectos secundarios graves.

Los ingredientes naturales de la bebida fermentada están asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y una mejoría en el control de la tensión arterial, según un estudio

Fuente: ABC

 

El consumo moderado de cerveza y de otras bebidas fermentadas puede reducir el riesgo de sufrir hipertensión, según concluye un estudio realizado por varios doctores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que ayer fue presentado en Almería.

El doctor José A. García-Donaire, del Servicio de Investigación Biomédica, y las doctoras María Abad y Nieves Martell, de la Unidad de Hipertensión Arterial en dicho hospital, han realizado el documento titulado 'Importancia del estilo de vida saludable en el hipertenso. Efecto del consumo moderado de cerveza'.

Con las conclusiones de dicho estudio, la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS) distribuirán un documento destinado a pacientes en las Unidades de Hipertensión de los hospitales andaluces.

Incluirán conclusiones como el hecho de que los ingredientes naturales de la cerveza están «significativamente» asociados a una reducción del riesgo cardiovascular y a una mejoría «considerable» en el control de la tensión arterial, siempre que se consuma de manera moderada, indica la CICS en un comunicado.

Recomendaciones contra la hipertensión

«El mantenimiento de un estilo de vida saludable también puede ayudar a retrasar o a prevenir de forma segura y eficaz la aparición de la enfermedad», afirma García-Donaire.

Apuntan a que otra ventaja de un consumo moderado de cerveza para los hipertensos se encuentra en su baja cantidad de sodio, ya que la mayoría de los estudios científicos demuestran la relación entre el incremento de la presión arterial y el consumo de alimentos con alto contenido en sal, explica García-Donaire.

Insistirán en otras recomendaciones para pacientes hipertensos como el incremento de la actividad física y ejercicio moderado al menos durante media hora, entre cinco y siete días a la semana.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa