Julio César Pérez Vázquez es enfermo y trabaja como subinspector sanitario en Galicia desde el año 2000 y pertenece actualmente al equipo central de inspección desde el año 2016.

DSC 0948 minSu primer contacto con la Inspección Sanitaria lo mantuvo, con anterioridad, en Asturias, donde estuvo tres años trabajando en Sama de Langreo, la cuenca minera.

El Servicio de Inspección Sanitaria acostumbra a pasar desapercibido. Sin embargo, “detrás de la entrada a un hospital o centro sanitario estamos nosotros garantizando que todo se encuentra dentro de la legislación vigente”, declara Pérez. La inspección garantiza que se está entrando a un centro sanitario en el que el personal posee la titulación necesaria, que el edificio reúne los requisitos no sólo básicos de confortabilidad, sino que se busca ir un paso más allá para que el paciente se encuentre a gusto y seguro, y que todo el instrumental sigue un proceso de limpieza, desinfección y esterilización.

El trabajo de la Subdirección Xeral de Inspección, auditoría e acreditación se desarrolla en dos ámbitos. Por una parte, en las delegaciones territoriales y, por otra, en los servicios centrales. En las delegaciones territoriales se trabaja bajo las órdenes del jefe de servicio de inspección de servicios sanitarios en tres unidades: Unidad de salud laboral, Unidad de control de prestaciones farmacéuticas y Unidad de Inspección y control de prestaciones sanitarias. “Asistencia sanitaria se encarga por ejemplo de de la auditoría, acreditación, inspección de servicios y establecimientos sanitarios para que el paciente que acude a un centro, tanto público como privado, cuente con ciertas garantías que marca la legislación vigente”, explica Julio César Pérez. Mientras que, “en salud laboral se lleva a cabo la inspección de servicios sanitarios en materia de salud laboral, así como el seguimiento del desarrollo y ejecución de las actuaciones inspectoras en materia de incapacidad laboral. Se hace siempre en colaboración con el médico de cabecera, teniendo en cuenta los tiempos estándar de duración de cada baja y se busca evitar un posible fraude”, añade.

Por su parte, en los servicios centrales se desarrollan “trabajos más orientados a implantar algún tipo de protocolo de trabajo, circular o mejora- detalla Pérez- por ejemplo, en la actualidad estamos mejorando en el diseño de una aplicación informática para detectar, estudiar y declarar las enfermedades profesionales”. Se trabaja siempre dentro del ámbito competencial de la Comunidad Autónoma de Galicia y según las directrices que manda la Consellería de Sanidad.

“La importancia del Servicio de Inspección Sanitaria radica, sobre todo, en las garantías que le otorga al paciente de que el trabajo que se desarrolla a nivel sanitario está siendo controlado y vigilado para que se lleve a cabo en las mejores condiciones”, afirma el enfermero. El paciente, en principio, puede estar seguro de que está todo siendo controlado e inspeccionado. Y, en el caso de que se produzca un error, “también entra en juego la inspección para valorar los expedientes de Responsabilidad Patrimonial y Responsabilidad Disciplinaria. La inspección puede entrar de oficio, a instancia de parte o por orden de un superior, por ejemplo cuando se crea una alarma”, explica.

“Desde el Servicio de Inspección Sanitaria estamos continuamente evolucionando, reformando programas de actuación, protocolos o planes de inspección para adaptarlos a las circunstancias de la población, declara Julio César Pérez. “Se nos ve como los malos de película, por ejemplo, en el caso de la incapacidad temporal. Sin embargo, esto no es así. Nosotros ayudamos al paciente cuando realmente lo necesita y ponemos freno cuando una situación es abusiva”, afirma.

El trabajo de un enfermero de Inspección Sanitaria dista muchísimo del que desempeña, por ejemplo, uno de Atención Primaria o Especializada. “Yo también tengo experiencia en Atención Primaria y Hospitalaria y puedo decir que el trabajo es completamente diferente al de Inspección. El enfermero de Atención Primaria o Especializada trabaja mano a mano con el paciente mientras que, en inspección trabajas con papeles relacionados con pacientes/ciudadanos. Eso sí, el paciente no es para nosotros un número de expediente como a veces se puede llegar a pensar. El paciente o ciudadano tiene un nombre y un apellido y en inspección sabemos que detrás de cada expediente hay una persona que necesita unas garantías de que las cosas se hacen bien, y el cuerpo de inspección está ahí para dárselas”, concluye.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa