Con la vuelta al cole se pone de nuevo en marcha "Pupas, sustos y otros disgustos", un taller en el que Verónica Civeira y su equipo enseñan primeros auxilios a escolares.

 

veronica interiorVerónica lleva ejerciendo como Enfermera desde hace 18 años tras terminar sus estudios en la Escuela Universitaria de Enfermería de Ourense. Desde hace cuatro, desarrolla su profesión en el Centro de Salud de O Carballiño. Pero fue la maternidad lo que hizo que pusiese el foco de atención especialmente en la importancia de formar en primeros auxilios y emergencias a los más pequeños de la casa.

"Soy madre de dos niñas mellizas. Fue cuando ellas nacieron que empecé a darme cuenta de cosas que, como enfermera, para mi estaban muy claras pero para otros padres no, como por ejemplo cómo limpiar una herida o que a las quemaduras no se les echa pasta de dientes", explica Verónica. Ante esta reflexión, dio un paso más y pensó en por qué no darle las herramientas a los más niños para "que pierdan el miedo y sepan cómo actuar ante algunos de esos sustos".

Así que ella y sus dos hijas, imprescindibles en el proceso, se pusieron manos a la obra para dar forma a "Pupas, sustos y otros disgustos". Así, elaboraron una presentación teórica ilustrada por y para niños que se completa con juegos o simulacros de cada uno de los supuestos.

"Antes del taller, a cada familia se le envía una autorización y una carta de presentación de la actividad en la que se pide que cada niño traiga una toalla y un muñeco de unos 20 centímetros", cuenta. Una vez estos requisitos están completados, comienza la mejor parte.

Los niños, de 8 y 9 años, se organizan en "grupos de 6 a 8 participantes, cada uno con un monitor para realizar cada una de las actividades". El taller, de dos horas de duración, se divide en dos parte, una primera de 'pupas y sustos' en las que se "habla de la fiebre, el sangrado de nariz, le pintamos heridas para que aprendan como lavarlas e incluso vendarlas, tratamos cuestiones como la diarrea e introducimos algunas pinceladas de educación sanitaria, como la importancia de lavarse las manos o pautas de alimentación". En el segundo bloque se abordan cuestiones más graves, como "atragantamientos y pérdidas de conocimientos principalmente". Es en este momento cuando les enseña la maniobra de Heimlich y, muy importante, el teléfono al que llamar en caso de emergencia, el 112.

OBJETIVOS Y SATISFACCIÓN

Antes de comenzar cada taller los participantes cubre un test de cinco cuestiones, en la que se le preguntan cuestiones básica. "El 75% de los 150 niños que han participado en la actividad hasta el momento no sabían actuar correctamente ante un sangrado de nariz y el 30% desconocían el número de teléfonos de emergencia", explica Verónica.

pupas2Por eso, el objetivo de este taller gira en torno a dos pilares fundamentales. Por una parte "un niño cuanto más sabe más autónomo es, más se implica y menos miedo tiene" por eso, estos conocimientos buscan "que los niños pierdan el miedo a una herida o a estar enfermos, y que incluso sepan qué cosas pueden solucionar solos y cuáles requieren de adultos o profesionales". Por otro lado, 'Pupas, sustos y otros disgustos' quiere lograr que "ante una situación de emergencia los niños sepan al menos cómo alertar", algo que hace tan solo unas semanas salvaba la vida de una mujer en el Bierzo.

Y es que "los pequeños son como esponjas, cuando logras captar su atención son muy activos, no hay problema a la hora de encontrar un voluntario para cualquier simulacro". Los niños aprenden de una manera dinámica y divertida practicándole la reanimación cardiopulmonar a sus muñecos "y dejan de hacer mal cosas que se hacen de manera incorrecta porque siempre se han hecho así, hay cantidad de mitos, como el de la pasta de dientes en las quemaduras".

Los niños además sacan sus propias conclusiones, aseguran en la encuesta de satisfacción que les gusta, que quieren repetir, incluso alguno no encuentra las palabras para definir cuanto le ha entusiasmado. Otros lo tienen claro: "Es muy útil salvar vidas", escribía un pequeño en su test después de la actividad.

Porque sí, con unos simples conocimientos se pueden salvar vidas y tras esta clase, el 95% de los alumnos respondían correctamente a las preguntas que muchos habían errado antes de empezar.

PADRES Y DOCENTES

Por su parte, padres y docentes también son conscientes de lo valiosos que son estos conocimientos. "Luego ves a algunos padres por la calle y te comentan cómo su hijo les dice en casa qué están haciendo mal, de modo que los conocimientos se continúan transmitiendo".

pupas1Los profesores lo tienen claro y les gustaría que estas actividades se extendieran a docentes y a niños de otras edades. De hecho, la propia Verónica explica que lo ideal sería "repetir este talle con estos mismo niños y niñas cuando estén en 6º para comprobar qué recuerdan y ampliar conocimientos sobre temas como la educación sexual o el alcohol y otras drogas".

Pero por el momento, Verónica y su equipo de voluntarios formado por profesionales de Enfermería, residentes de la especialidad de Familiar y Comunitaria, estudiantes de Enfermería y técnicos de emergencias seguirán por los centros del área de O Carballiño hasta llegar a otros 250 niños. "Es fundamental la red de voluntarios, los niños se dispersan fácilmente por eso tiene que haber un monitor por cada 6 u 8 niños, lo que supone un equipo bastante numeroso".

Después de octubre, el horizonte se amplia y esperan llegar a muchos más centros escolares con la coordinación de la dirección de Enfermería y la colaboración de los centros de salud de otros servicios.

IMAGEN DEL PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

Pero, además de enseñar primeros auxilios a estos niños y niñas, el taller también acerca y aclara la función de los profesionales de Enfermería. “Una de las primeras preguntas que hacemos es '¿qué es una enfermera?' Muchos responden 'la que pincha' o 'la ayudante del médico', incluso algunos lo asocian directamente a un profesión de mujeres. Cuando terminamos la actividad esa imagen ha cambiado, saben que el profesional de Enfermería está para ayudarlos y cuidarlo y que forma un equipo con el médico en el que ambos se ayudan mutuamente”.

De hecho, hasta han surgido vocaciones “hay niños que dicen que quieren dedicarse a la Enfermería y también les atraen mucho los técnicos de emergencias”.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa