De todos los ámbitos de la Enfermería, Leonardo Sánchez decidió ejercer en Instituciones Penitenciarias. Ahora, repasa las peculiaridades de esta carrera. 

También nos cuenta cómo es su día a día en la prisión de Pereiro de Aguiar.


leonardo prision interiorA excepción de unos 4 meses en Pontevedra y un periodo de prácticas tras la carrera, este Diplomado en Enfermería en el campus de Ourense lleva ejerciendo de enfermero desde 1998 en centros penitenciarios, primero como personal contratado, después como interino y finalmente con plaza por oposición.

Precisamente, en este proceso de selección comienzan las particularidades de este ámbito de la Enfermería. “Se trata de una oposición libre, si apruebas la plaza es tuya, y el temario incluye el reglamento penitenciario, una apartado legislativo que manejamos mucho en nuestro trabajo diario”, señala.

Pero una de las peculiaridades que marcan la diferencia en su profesión es el trato con población reclusa. ¿Cómo afrontó su familia, sus amigos y él mismo comenzar en este ámbito? “La sociedad tiene el concepto de cárcel de las películas americanas y nada más lejos de la realidad, tenemos un trato muy directo y humano” apunta Leonardo. Con todo sí que en un primer momento “familia o amigos planteaban si no tenía miedo o el riesgo de que me pasase algo”.

Confiesa que “la primera semana es inevitable que esos prejuicios te influyan, pero en 10 días eso desaparece y solo quedan las precauciones necesarias de seguridad”.

Es más, Leonardo insiste en que “nunca he tenido ningún problema con ningún interno, de hecho creo que en la actualidad hay más riesgo de sufrir una agresión en un hospital que en una cárcel, a excepción de ciertos centros especialmente problemáticos”.

EL DÍA A DÍA
De lleno en su labor, el funcionamiento del equipo, en su caso compuesto por tres médicos, cinco enfermeros, un auxiliar y un administrativo, “es muy similar a los de los Puntos de Atención Continuada (PAC) y también realizamos guardias localizadas”.

En cuanto al paciente, “en un tiempo la atención estaba muy focalizada en problemas de drogodependencia”, sin embargo, en la actualidad “está mucho más diversificada”. Los ingresos en prisión por delitos de tráfico, por ejemplo, “han aumentado los tratamientos por alcoholismo” pero también afrontan diariamente cuestiones “como hipertensión o diabetes”.

En relación al trato con los pacientes “es extraordinario” asegura Leonardo, “las personas en exclusión responden muy bien al trato humano, mejor que otros perfiles”. Es cierto que “debemos ser muy rectos y constantes, eso sí, pero en general el trato es muy bueno. Siendo sincero, me río mucho y disfruto del trabajo por el trato con el paciente, somos como una familia”.

FUTURO PROFESIONAL
Leonardo se siente plenamente satisfecho con el rumbo de su carrera, aunque reconoce que “se trata de una rama poco conocida y valorada, marcada por esa imagen irreal de la que hablaba antes”. Él nunca se ha sentido juzgado aunque “sí que en ocasiones somos el ‘bicho raro’ incluso conozco casos en los que al saber el lugar de trabajo de un compañero sí que se le ha excluido”. También recuerda etapas complicadas como “la época de la lucha contra ETA en la que los que trabajaban en cárceles eran tachados de ‘torturadores’, y eso incluía al personal sanitario”.

Con todo Leonardo ha conseguido realizarse profesionalmente. “Al terminar la carrera lo que más atrae es la dinámica de hospital, es cierto que aquí se trabaja con equipos más cerrados y pequeños, con las mismas dinámicas y pacientes, pero hay mucho que se puede hacer, aunque la crisis y la falta de recursos hayan echado el freno”, subraya.

Estos últimos “son en muchas ocasiones desconocedores de cuestiones fundamentales relacionadas con la salud de la población reclusa”. Y es que, según la experiencia de Leonardo, “es importante que sepan los riesgos que corren, pero también aquellos que no corren para evitarles preocupaciones innecesarias como las que frecuentemente aparecen en relación a la tuberculosis, la hepatitis C o el VIH”.

Hasta el momento se han hecho cursos y talleres en coordinación con médicos “pero siempre es poco”. Por eso Leonardo fija este como uno de los pilares en los que trabajar, junto a la “transferencia de competencias a las comunidades autónomas para contacto con los recursos globales de cada territorio y así ser más afectivos en la atención a los pacientes”.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa