El verano es sinónimo, en buena medida, de altas temperaturas, sol, playas, ríos, piscina, tiempo libre y diversión. Pero también conlleva algunos riesgos.

consejos verano interiorEsas complicaciones pueden reducirse siguiendo unas recomendaciones que, por repetidas, no dejan de ser fundamentales para nuestra salud en esta época del año.

Son, en muchas ocasiones, los profesionales de Enfermería en su rol de educadores sanitarios los encargados de transmitir estos consejos, jugando un papel fundamental en el bienestar de la población durante la temporada estival.

Cristian Vispo López cursó sus estudios de Enfermería en Ourense, cuenta con un máster en Atención Sanitaria, Gestión y Cuidados y es experto en Gestión y Dirección de Servicios de Salud. En los últimos cuatro años ha recorrido buena parte de los Puntos de Atención Continuada (PAC) y Centros de Salud de la provincia de Ourense. Como enfermero que realiza su labor asistencial en Atención Primaria conoce de primera mano todas las cuestiones que se agudizan durante el verano y cómo se trabaja ante ellas.

“En verano aumenta considerablemente la población que llega desplazada de otras comunidades y, por tanto, la demanda aumenta en dos direcciones: para ellos mismos y para sus familiares”. Durante las visitas de vacaciones, explica Vispo, “estas personas aprovechan para solicitar chequeos para los familiares de mayor edad y para ellos mismos”.

Pero, además de estas peticiones, ciertas afecciones aumentan su incidencia durante el verano. “Las quemaduras solares y otros temas relacionados con la exposición solar siempre se multiplican durante esta estación”. De hecho, pese al aumento de concienciación sobre los daños que la radiación solar puede ocasionar, sigue siendo uno de los aspectos en los que se mantienen peores hábitos. En su experiencia Vispo cuenta cómo “he visto quemaduras sobre quemaduras solares, gente que aunque tiene ya la piel en un estado muy delicado, con una quemadura, vuelve a exponerse al sol sin tregua”.

También se atienden en mayor porcentaje “golpes de calor, especialmente en lugares próximos a termas o playas fluviales, síncopes, alteraciones de la tensión arterial, picaduras de insectos, especialmente avispas y otros himenopteros hongos por no utilizar sandalias en piscinas y heridas, en muchas ocasiones a causa de pequeños accidentes o traumatismos, como caídas de niños, percances en piscinas y playas u otras derivadas de las actividades relacionadas con el trabajo en el rural y actividades al aire libre”.

Aunque pueda parecer contradictorio, “las infecciones respiratorias también están muy presentes en esta época del año y en ello influyen los cambios de temperaturas o los aires acondicionados excesivamente altos”.

Pero, ¿están los pacientes concienciados con las precauciones que se deben tomar para reducir todas estas cuestiones? En opinión de Vispo sí que existe ese compromiso, pero la naturaleza de la estación y la relajación de algunos hábitos y costumbres hace que se diluyan: “La información muchas veces se tiene, pero las circunstancias llevan a que nos dispersemos. Por ejemplo, es sabida la necesidad de utilizar protección solar de factor 50, quizás se cumpla durante unos días, pero rápidamente se abandona por aceites y otros productos que no protegen nuestra piel movidos por la idea equivocada de que así nos broncearemos antes. Eso no es así, simplemente estás poniendo en riesgo tu salud y el estado de la piel ”.

RECOMENDACIONES Y EL PAPEL DE LA ENFERMERÍA

Una vez más, los profesionales de la Enfermería vuelven a estar al lado del paciente en su función de educadores sanitarios para difundir consejos útiles para el verano.

Hay recomendaciones en las que incidimos especialmente, incluso aunque los pacientes vengan por otras consultas. Por ejemplo, aprovechamos cuando la gente mayor viene a una consulta programada para control de tensión arterial , peso, glucemia incluso a realizar alguna cura de lesiones cutáneas de diversa etiología para recordarles algunas pautas básicas ante la exposición solar, hidratación ...”, explica Vispo. Los mayores y los niños son, precisamente los grupos a los que les presta mayor atención.

¿Cuáles son las recomendaciones más importantes? “Utilizar protección solar alta y reaplicarla frecuentemente, evitar la exposición durante las horas centrales del día, hidratarse adecuada y abundantemente, reducir las comidas copiosas y cuidar mucho el estado de los alimentos para evitar intoxicaciones por estos motivos”. En cuanto a los más pequeños, extremar las precauciones en playas, ríos y piscinas para reducir accidentes y evitar el riesgo de ahogamiento.

En verano muchos niños también pasan temporadas con los abuelos y otros familiares, de modo que es fundamental “que estos manejen toda la información posible sobre los niños: dolencias, alergias... Por ejemplo, un problema de asma que se agudiza por el ambiente, si se conoce y ataja, puede evitar muchas preocupaciones y complicaciones. Esto mismo ocurre con las alergias alimentarias”.

Vispo considera que campañas para la difusión de estas pautas son fundamentales, como lo es “la formación en primeros auxilios”. Destaca “iniciativas como las llevadas a cabo por enfermeras de Primaria en O Carballiño en centros escolares”. 

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa