Mitos, prejuicios, estigma, supuesto “efecto llamada”... El suicidio parece seguir siendo un tema tabú. Sin embargo, Amparo González pone el foco de atención.

amparo gonzalez interior

Enfermera del Programa de Intervención Intensiva en Conducta Suicida desde su creación en Ourense hace más de nueve años, destaca que se trata de “un problema lo suficientemente importante como para pensar que si no se habla de él va a desaparecer”. Y es que en el mundo mueren por suicidio cerca de un millón de personas al año, “más que por todas las guerras y homicidios juntos”, puntualiza González.

Su trabajo diario forma parte de un atención interdisciplinar en la que intervienen “la enfermera de Salud mental, una psiquiatra y una psicóloga clínica”. El Programa de Intervención Intensiva en Conducta Suicida de Ourense, único en Galicia y uno de los pocos de España, se centra “en la prevención del suicidio tanto en personas con ideas suicidas como en aquellas que ya han tenido un intento”.

Ella como enfermera es “la puerta de entrada, la acogida a un programa de seis meses de tratamiento”. El primer paso es “realizar una entrevista con el paciente centrada en el intento o ideación autolitica: contexto, desencadenantes, letalidad, intentos previos, situación vital actual etcétera, en la que también se informa de las condiciones del programa”. Tras la consulta con la psicóloga, en una segunda entrevista, Amparo realiza la Valoración de Enfermería y establece el plan de cuidados individualizado. A lo largo del programa desde Enfermería se realizan cuatro consultas presenciales, tres consultas telefónicas y las que, a demanda en situación de crisis, precise el paciente”.

Frete a otras dolencias, una conducta suicida “es especialmente compleja porque surge en un momento de crisis vital importante que afecta a todas las esferas de la vida de la persona”. Esta característica, marca en buena manera el trabajo de los profesionales de Enfermería en este tipo de programas, “fortaleciendo tanto, por una parte, los factores protectores: autoconcepto, bienestar físico,autocuidado...como luchando contra los factores de riesgo: depresión, abuso de sustancias, manejo de situaciones de estrés, afrontamiento de problemas". Tambien se valora en cada consulta "el riesgo autolítico, se trata de atender una situación de crisis desde un abordaje interdisciplinar”.

El paciente “se convierte en el centro de la terapia, se le hace comprender que no es un receptor pasivo, sino que tiene una participación activa e importante en su recuperación”. ”Podriamos decir que es el cuarto miembro del equipo”, señala Amparo. 

MITOS Y ESTIGMA

Pero, más allá del tratamiento en el programa, las conductas suicidas requieren una atención desde distintas perspectivas. Por un lado “tratamos de fomentar la detección de pacientes de riesgo por parte de médicos y enfermeros de Primaria a través de talleres de formación”. Por otro, Amparo González destaca que “el suicidio es un problema muy complejo que necesita de una estrategia integral multisectorial de prevención, que incluya, no solo al sector de la salud, sino también a los de la educación, el empleo, el bienestar social, la justicia y otros”.

Esto se debe, en buena medida a que “el suicidio se encuentra rodeado de mitos que todos hemos oído alguna vez: el que se quiere matar no lo dice, lo hizo para llamar la atención, todo el que se suicida es un enfermo mental, es de cobardes etcétera, sin tener en cuenta el sufrimiento y la desesperanza de una persona que no ve otra salida que poner en riesgo su vida”.

Todos estos mitos contribuyen al estigma que tanto las personas con conducta suicida como sus familiares pueden sentir y que les lleva a no solicitar ayuda. "Nunca repetiremos lo suficiente que ante las ideas de suicidio es prioritario decírselo a alguien, familiares, amigos, medico de cabecera...”

“El día que podamos decir que un familiar ha muerto por suicidio del mismo modo que se dice que ha muerto por un infarto se habrá dado un paso fundamental en eliminar el estigma que también afecta a las familias y que las condena a un doble duelo, el dolor de la pérdida y el de no poder hablar de ella”, añade González.

EXPERIENCIA Y ESPECIALIZACIÓN

Experiencia y especialización son dos de los pilares que el profesional de Enfermería debe tener para abordar este tipo de consultas. “Lo más duro sin duda es que un paciente al que estás tratando o que has tratado muera por suicidio” mientras que lo más gratificante para Amparo es “que los seres humanos me enseñan cada día la capacidad de recuperación y superación incluso en vidas realmente difíciles y complejas”.

“El suicidio se puede prevenir. Es necesaria una estrategia integral multisectorial de prevención que se materialice en acciones concretas , y no se quede solo en un diseño en papel”, concluye. 

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa