Profesionales del ámbito judicial, sanitario y policial analizaron la violencia ejercida contra enfermeros en la jornada “Agresiones a profesionales sanitarios. Una herida abierta en Sanidad”.

El encuentro, organizado por la Organización Colegial de Enfermería y la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, permitió abordar un tema “del que cuesta mucho hablar y que afecta a muchísimas enfermeras que, a lo mejor, nunca se atrevieron a denunciar”, aseguró la presidenta de la Organización Colegial de Enfermería de Ourense, Ascensión Pérez Sampayo. Y eso que en la jornada quedó claro que las agresiones a profesionales sanitarios constituyen el principal riesgo de los profesionales sanitarios y, en concreto, del personal de enfermería. Así lo considera la Agencia Europea de la Seguridad y la Salud en el Ámbito Laboral y así lo ha señalado el magistrado de la Sala Tercera del Tribunal Supremo César Tolosa Tribiño. A su juicio, se trata de un problema que va en aumento y que nos sitúa “en un momento sumamente delicado. El año pasado, prácticamente se registró una agresión diaria en Galicia, mientras que en 2015 fueron 175. Los datos de 2015 son absolutamente inadmisibles pero los de 2017 son absolutamente preocupantes”, destacó. Tolosa relató los avances que, a nivel legal, se han producido en esta materia, como que la agresión al profesional sanitario sea considerada como atentado a un funcionario público. Con todo, para él, el siguiente paso a seguir es elevar la consideración de los profesionales sanitarios a la de autoridad, lo que incrementaría aún más la pena y, por tanto, la protección. Algunas comunidades autónomas, como Aragón o Extremadura, ya han dado pasos en este sentido.

Profesionales del sector privado

Tanto Tolosa como el vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, Julio Sánchez Fierro, hicieron referencia, además, a la situación en la que se encuentran los profesionales que ejercen en la sanidad privada, ya que se encuentran más desprotegidos. “Los colegios profesionales y el propio Consejo General de Enfermería deberían plantear una reforma de la reforma del Código Penal, porque la de 2015 es incompleta y asimétrica”, señaló Sánchez Fierro, ya que “no tiene sentido” que una agresión sea un atentado si se comete en el sector público y no tenga esa relevancia si ocurre en el privado. En este sentido, José Manuel Bendaña, miembro de la junta directiva del Colegio de Médicos de Ourense, abogó por que “se legisle sobre la función que se ejerza y no sobre el cargo que ocupas. Que se tenga en cuenta que eres sanitario, con independencia de si eres o no funcionario”. 

VOe44BlqSwW7pKKKeb1iQ thumb 2a6b

 Sensibilización a la sociedad

Otro aspecto que quedó de relieve durante la jornada es la necesidad de “crear un clima social general en contra de las agresiones y a favor de los profesionales sanitarios. No pueden ser consideradas una problemática interna sino que tenemos que hacer cómplice a la sociedad de los problemas que padecen los enfermeros”, señaló Julio Sánchez Fierro. Una reflexión que también realizó la presidenta del Colegio de Enfermería ourensano, Ascensión Pérez Sampayo, que, además, consideró que “en esta labor de sensibilización, todos debemos ir de la mano: los distintos colectivos profesionales, los responsables del sistema sanitario, las instituciones y los representantes políticos”. La unidad de los colectivos profesionales del sector sanitario como instrumento contra la violencia que padecen también fue reivindicada por, entre otros, José Manuel Bendaña y Samuel Rodríguez, vicepresidente del Colegio de Enfermería, que también detalló el protocolo de actuación del Observatorio de Agresiones de la organización colegial. 

Violencia y género

Además de las agresiones, tanto verbales como físicas, infringidas por pacientes, la jornada abordó también otro tipo de violencia, como el mobbing dentro del propio sector o el acoso sexual y laboral. En este sentido, la psicóloga forense Ana Isabel Gutiérrez Salegui atribuyó el acoso sexual que padecen las enfermeras al hecho de que “la profesión de enfermería está muy sexualizada por la cultura del porno y eso potencia el acoso sexual por parte de personal y usuarios”. Por su parte, Isidoro Rodríguez Pérez, enfermero profesor de la Escuela de Enfermería de Lugo, habló de que existen profesiones “masculinas e profesións femininas”, desvinculando el género de las profesiones de que haya un mayor número de hombres o de mujeres que la ejerzan. “O xénero da profesión depende do seu poder, da relación de dominio e da relación asimétrica”, afirmó, añadiendo que enfermería es una profesión “feminina”.

bMcf6jVESoaHMMmKfbJlyA thumb 2a4a

Denuncias

El encuentro sirvió para poner de manifiesto que uno de los retos en materia de agresiones es que el personal denuncie, ya que actualmente 8 de cada 10 agredidos no lo hace. Prácticamente todos los ponentes incidieron en la importancia de denunciar, como el guardia civil Roberto Valente, quien aseguró que “no puede imperar el miedo”. Valente, que habló de los riesgos de internet en materia de acoso y agresiones, dejó claro que “se puede buscar la manera de llegar a una solución, pero para eso hay que presentar denuncia”. También incidió en ello el inspector de policía Pablo José Álvarez, jefe de la Brigada provincial de seguridad ciudadana de Ourense, que explicó el protocolo de actuación en caso de agresiones. La enfermera y profesora de la Escuela de Enfermería de Ourense María José Menor detalló las medidas puestas en marcha por el Sergas para hacer frente a la problemática de las agresiones.

Inauguración

En la inauguración de la jornada participaron la directora de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, Pilar Fernández; el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez; el vicepresidente de la Diputación, Rosendo Fernández; la jefa territorial de Sanidade, María Villar; el subdelegado del Gobierno, Roberto Castro, y la presidenta del Colegio de Enfermería de Ourense, Ascensión Pérez Sampayo. Durante su intervención, Pilar Fernández subrayó que “las agresiones a profesionales sanitarios no son un tema menor. Las cifras no dejan de crecer y los enfermeros somos los profesionales sanitarios que sufrimos un mayor número de agresiones. De hecho, los datos ponen de manifiesto que uno de cada tres enfermeros ha sido víctima de una agresión física en el último año y casi el 70% de una agresión verbal”. Los datos sobre agresiones fueron calificados por el subdelegado del Gobierno, Roberto Castro, como de “alarmantes. Cuando el ciudadano considera que el trato no es el adecuado, hay fórmulas para hacer valer sus derechos. No es admisible la agresión”. Mientras, la jefa territorial de Sanidade, María Villar, mencionó las medidas puestas en marcha contra las agresiones (como, por ejemplo, la catalogación de centros sanitarios por su peligrosidad) y Rosendo Fernández se refirió a la importancia de denunciar al asegurar que “si el paciente agresivo sabe que no va a ser denunciado, tiene vía libre para agredir”. Por su parte, Jesús Vázquez, hizo una reflexión acerca de que “debemos pensar qué es lo que está pasando en nuestra sociedad cuando vemos que la violencia se está incrementando tanto en este como en otros ámbitos como el escolar, el familiar... y jornadas como esta nos ayudan a reflexionar y visibilizar el problema”.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa