César González es enfermero y voluntario. 

Llegó de casualidad a esta profesión, pues comenzó sus estudios de medicina y decidió cambiar a la enfermería porque le ofrecía más garantías de empleo. Desde entonces han pasado 33 años.

Hoy es enfermero en el centro de salud de Cenlle y periódicamente realiza guardias en el PAC de Ribadavia, en la provincia de Ourense. Pero su actividad profesional ha evolucionado en paralelo a otra de sus vocaciones: el voluntariado. Desde hace décadas, está ligado a Cruz Roja, primero en Ribadavia y ahora en Ourense. Y su labor es de lo más variada.

César colabora en acciones preventivas, de emergencias, en asistencia ante catástrofes, asistencia  a mayores, formación... Todo, porvoluntario3 su vocación humanitaria, aunque tanto le gusta la Enfermería que no duda un instante al decir: “Me gustaría llegar al fin de mis días ejerciendo mi profesión, siendo útil”.

Por eso, asegura que cuando tenga que jubilarse en el Servizo Galego de Saúde, pretende trabajar en algún lugar donde pueda ser útil. Desde luego, son bien recibidas sus aportaciones en Cruz Roja Ourense. Con ellos imparte formación a los cuidadores de personas dependientes, para que sepan cómo realizar movilizaciones, qué alimentación es la más adecuada y también los cuidados necesarios para estos pacientes.

Pero es más amplia su actividad de voluntariado en el ámbito de la formación, que va desde los primeros auxilios (incluso en colegios o en campañas que se realizan a pie de calle) hasta la prevención. En este ámbito, imparte cursos que promueven hábitos de vida cardiosaludables, una dieta adecuada, ejercicio físico o incluso ayuda a prevenir los riesgos del verano. Además, otra formación asistencial versa sobre la diabetes o la hipertensión.

Otra de las vías de colaboración con Cruz Roja se refiere a la asistencia a mayores. Se trata de valorar el estado y el apoyo que necesita una persona en situación de vulnerabilidad, además de realizar un seguimiento sobre su estado general y su evolución. En algunos casos, se trata de personas que por haber sufrido un problema de salud empeoran su situación y es fundamental evaluar las necesidades que surgen tras este desafortunado evento.

En sus informes, César González establece las “necesidades y la reorganización” que necesitan estas personas en su vida, que no siempre tiene un componente económico. En ocasiones, explica, “es apoyo físico, acompañamiento…”.

También ha participado en programas de localización de personas sin techo en Ourense, para tratar de mejorar su situación. Existe una colaboración constante con Cruz Roja, aunque “no de todos los días”. Eso sí, dice, “cuando me necesitan, voy”.

Este enfermero y voluntario admite que colabora “encantado” con este tipo de acciones sociales, algo que ayuda a mantener “la conciencia” un poco más tranquila, tarea difícil en ocasiones en “este mundo en el que vivimos”.

voluntario2

 

 

LA LÍNEA ROJA DE LA PRESCRIPCIÓN

Para César González, las actividades que desarrolla con Cruz Roja son “actuaciones muy gratificantes” y humanitarias. Y aunque sí aplica en algunos proyectos sus conocimientos sanitarios, la falta de una legislación que regule la prescripción enfermera establece también limitaciones en el trabajo voluntario.

Y es que pese a participar en acciones e Socorro y Emergencias, en ambulancias de Cruz Roja, si no hay un médico que lo ordene, no se puede dar “ni una aspirina”. Esto, sin olvidar que la labor de esta organización es, también, humanitaria y no sanitaria en sentido estricto.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa