El compuesto, llamado avocatin B, se dirige de forma selectivas a este tipo de células en la leucemia mielodie aguda, las que hacen que este tipo de tumor suele reaparecer a los pocos años

Fuente: ABC

 
LIGHT IMAGING/UNIVERSITY OF WATERLOO
El investigador en su laboratorio

Rico, cremoso, nutritivo y ahora, eficaz contra el cáncer. Una investigación revela que las moléculas derivadas de los aguacates podrían ser eficaces en el tratamiento de la leucemia. Lo ha visto el equipo de Pablo Spagnuolo, de la Universidad de Waterloo (Canadá), que ha descubierto que un lípido presente en los aguacates combate la leucemia mieloide aguda (LMA) al dirigirse a la raíz de la enfermedad, las células madre de la leucemia. Actualmente existen pocos tratamientos farmacológicos disponibles para los pacientes que se dirijan a las células madre de la leucemia.

La leucemia mieloide aguda es una enfermedad devastadora y suele ser mortal a los cinco años del diagnóstico en el 90% de las personas mayores de más de 65 años. Pero, según Spagnuolo, un fármaco derivado de estos compuestos del aguacate podría aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes.

«La célula madre del cáncer es realmente la que impulsa la enfermedad», señala Spagnuolo, y es en gran parte «la razón por la que muchos pacientes sufren una recaída de la leucemia». Su equipo ha realizado muchas pruebas para determinar cómo funciona este nuevo medicamento a un nivel molecular y se ha confirmado que se dirige selectivamente a las células madre del cáncer, preservando las células sanas. La investigación de Spagnuolo se publica en «Cancer Research», y sus autores ya han presentado una solicitud de patente para el uso del compuesto, llamado avocatin B, para el tratamiento de la leucemia mieloide aguda.

Efecto selectivo

«Es un momento emocionante; avocatin B no solo elimina el origen de la LMA, sino que al tener un efecto selectivo hace que sea menos tóxico». Ahora bien, reconoce el investigador principal, todavía faltan años para que se pueda usar en pacientes, aunque Spagnuolo ya está llevando a cabo experimentos para iniciar ensayos clínicos en fase I.

El equipo de Spagnoulo es uno de lo muchos que investiga en la búsqueda de medicamentos a partir de compuestos derivados de los alimentos, llamados nutracéuticos. Según el experto, existen múltiples aplicaciones potenciales para avocatin B más allá de la oncología, y el fármaco es sólo uno de varios compuestos prometedores que Spagnuolo y su equipo han aislado a partir de una biblioteca de nutracéuticos. La mayoría de los laboratorios usan extractos de alimentos o vegetales, pero Spagnuolo prefiere la precisión de utilizar nutracéuticos con más estructuras definidas.

«Los extractos son menos refinados ya que su contenido puede variar de planta a planta y de un año a otro, dependiendo de muchos factores: el suelo, la localización, la cantidad de luz del sol o la lluvia», apunta Spagnuolo. Además, «la evaluación de un nutracéutico como un posible medicamento requiere una análisis a nivel molecular en profundidad que proporciona una comprensión más detallada de cómo funcionan los nutracéuticos, lo que significa que podemos reproducir los efectos de una manera más precisa. Y esto -subraya- es fundamental para trasladar de forma segura nuestro trabajo de laboratorio aun fármaco fiable que se puede utilizar en pacientes con cáncer».

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa