Imprimir

LADO, J. V. (2 de febrero de 2021). El Sergas prevé que en 15 días empiecen a recibir la vacuna los mayores de 80. La Voz de Galicia. Recuperado de www.lavozdegalicia.es 

Simón insinúa que la terapia de AstraZeneca será para menores de 65 años

En el área sanitaria de Ourense tenían previsto acabar ayer de vacunar con la segunda dosis a todos los mayores de las residencias y sus cuidadores y en el conjunto de Galicia, según la conselleira de Política Social, Fabiola García, ya se ha superado el 70 % y pretenden terminar esta semana. Quedarían, por tanto, únicamente los ocho centros con brotes activos y los mayores que están pendientes de una PCR negativa para comprobar que superaron la infección.

De este modo, el Servizo Galego de Saúde va a ponerse con las segundas dosis del personal sanitario de primera línea y, según adelantó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en la firma del convenio del nuevo hospital de A Coruña, se podría empezar a vacunar a los mayores de 80 años «a mediados de febreiro», siempre que el criterio del Ministerio de Sanidad coincida con el autonómico. En todo caso, una cosa es empezar el proceso y otra bien distinta que se pueda desarrollar con la agilidad debida para cubrir el primer gran objetivo de la campaña de vacunación, que es proteger al 80 % de la población más vulnerable en el primer trimestre del año.

 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, arrojó en su comparecencia de ayer por la tarde otro gran jarro de agua fría sobre este objetivo, y que se suma a los retrasos de las farmacéuticas en las entregas. Señaló que a nivel europeo es posible que con la vacuna de AstraZeneca se tienda «a la recomendación que ha hecho Alemania», con lo que la Agencia Europea del Medicamento, aunque aprobó esta terapia para todos los mayores de 18 años, podría recomendar su uso solo en los menores de 65. El motivo es que, como venían advirtiendo en las últimas semanas desde diversos organismos de control de los medicamentos, los ensayos de AstraZeneca contaron con muy poca población mayor.

Para Simón esto tampoco es un problema insalvable porque, dado que hay mucha más gente a la que vacunar que dosis, se podrían emplear las de la empresa anglo-sueca para otros grupos e inmunizar a los mayores con las de Pfizer y Moderna. Él calcula que llegarían para los mayores de 80 «o andarían muy justas» si se mantienen los ritmos de suministro actuales.

Puede que en la media de España sí, pero en Galicia de poco sirve que Feijoo diga que se pueden inocular hasta 100.000 dosis diarias, porque si se mantiene el reparto llegarían el 5,6 % de las del total de España cuando la comunidad tiene el 8,2 % de los mayores de 80 años. Con lo que para todos sería un varapalo considerable la no indicación del preparado de AstraZeneca para este grupo de edad, pero ocurre así especialmente en el caso de Galicia, al margen de que habría que reformular el plan.