Imprimir

ROMAR, R. (15 de septiembre de 2020). España trabaja en 12 candidatos de vacuna contra el coronavirus. La Voz de Galicia. Recuperado de www.lavozdegalicia.es 

Un hospital de Santander inicia los primeros ensayos en humanos

España puede y debe diseñar y fabricar una vacuna contra el coronavirus. Es la idea que de forma reiterada exponen los investigadores del CSIC Mariano Esteban y Vicente Larraga, responsables de dos de los proyectos más avanzados en nuestro país para conseguir la ansiada terapia preventiva. Están todavía en fase preclínica y lejos de otras iniciativas más avanzadas encabezadas a nivel mundial por Astra Zeneca, en colaboración con la Universidad de Oxford; la biotecnológica estadounidense Moderna o la china CanSino, cuyos prototipos se encuentran en fase tres en humanos, con pruebas en miles de personas. Pero el esfuerzo realizado refleja que España también tiene sus opciones en la lucha para lograr una inmunidad frente al SARS-CoV-2.

De los 135 proyectos en marcha en todo el mundo, de los que 35 se encuentran en evaluación clínica, España aporta 12 candidatos para conseguir una vacuna, entre ellos la propuesta gallega liderada desde el Ciqus de Santiago por José Martínez Costas.

 

«España está bien posicionada en vacunas para la infección por SARS-CoV-2 y cuenta con una buena experiencia científica»

 

«España está bien posicionada en vacunas para la infección por SARS-CoV-2 y cuenta con una buena experiencia científica para su desarrollo gracias al trabajo de un gran número de investigadores», explica la viróloga del CSIC Margarita del Val. Y Vicente Larraga, del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas, asiente. En su caso, las pruebas en ratones humanizados, a los que se ha incorporado la proteína ACE2, la vía de entrada del virus en las células humanas, están a punto de comenzar y concluirán entre octubre y noviembre. «En diciembre esperamos pedir los permisos a la Agencia Española del Medicamento y en enero, si todo sale bien, podrían empezar las pruebas en humanos en fase I», precisa Larraga. Las dosis para los ensayos se fabricarán en Galicia, en la empresa Biofabri, del grupo Zendal, con base en Porriño. Pero, en el mejor de los casos, la vacuna no estaría lista hasta la campaña 2020-21. Algo parecido ocurre con el proyecto liderado por Mariano Esteban, el más avanzado en España, que podría iniciar los ensayos clínicos en humanos a finales de año.

 

Participación española

En lo que coinciden todos los investigadores es que, tanto en un proyecto nacional como en otro internacional, España debe tener participación en el desarrollo de la vacuna, de una forma o de otra. Y esta oportunidad es la que ha ofrecido la compañía estadounidense Jansen, que inició ayer en el hospital Valdecilla de Santander en 40 voluntarios sanos las pruebas en humanos en fase II de su vacuna. Hoy se incorporarán a la campaña otras 150 personas seleccionadas por los hospitales madrileños de La Paz y Princesa. Es la primera vez que en España se lleva a cabo un ensayo de este tipo con una vacuna candidata, aunque muy probablemente no será el último. Y más si se consolidan los positivos resultados que se están obteniendo en las fases preclínicas de los distintos candidatos que se están desarrollando en el país.

La vacuna que prueba el laboratorio Jansen -que ha captado a 550 voluntarios sanos entre España, Bélgica y Alemania para realizar la fase II, en la que además de la seguridad se evalúa la respuesta inmune y la dosis más efectiva- no parte de un virus atenuado, sino que se trata de un organismo modificado genéticamente en el que se inserta una de las proteínas del coronavirus, la proteína S o espiga.